Evitar el dolor de cabeza

Es posible pero siempre con los alimentos que son correctos. Los incorrectos pueden ser una gran influencia para la mayoría de cefaleas. El chocolate, el café, el queso, el vino blanco, etc… Son muchos los alimentos que pueden desencadenar un dolor de cabeza.

Aunque son numerosas las causas que hay detrás de esta frecuente dolencia, lo cierto es que, en muchas ocasiones, la dieta juega un papel importante.

 

Aprender a identificar los productos que nos perjudican y moderar su consumo nos ayudará a reducir la intensidad y la frecuencia de los ataques.

Aditivos Bajo Control para el Dolor de Cabeza

 

 

Son sustancias que tienen una gran capacidad inflamatoria, por lo que resultan perjudiciales en todas las cefaleas pero muy especialmente en el caso de las migrañas. Una alimentación natural, rica en alimentos frescos cocinados de forma sencilla, nos ahorrará muchas molestias.

 

Sopas preparadas, pastillas de caldo y comida china. Son productos ricos en glutamato de sodio, un potenciador de sabor que dilata los vasos sanguíneos del cerebro y provoca intensas cefaleas, que suelen venir acompañadas de síntomas como el sudor y el enrojecimiento de la piel en el rostro y en el torso. 

Embutidos y carnes procesadas. Contienen nitritos, unos colorantes que aportan a estos alimentos su característico color rosado. Las variedades que lo incluyen en mayor cantidad son el jamón, el salchichón, el chorizo y el tocino.

Tiramina

Es una sustancia que se encuentra de forma natural en muchos alimentos curados, que aumenta el flujo de sangre que va hacia el cerebro, favoreciendo la cefalea de tensión.

 

 

  • Quesos curados. Gorgonzola, parmesano, cabrales, brie, manchego seco… todos ellos contienen niveles altos de esta sustancia. Lo mejor es sustituirlos por queso fresco.
  • Frutas secas o muy maduras. Las uvas pasas, los higos, los orejones, etc…tienen una cantidad de tiramina superior a la fruta fresca. La fruta madura, sobretodo los plátanos la contienen.
  • Alimentos ahumados, en salazón o en conserva. Al requerir un proceso largo de maduración, suelen contener elevadas cantidades de tiramina.

Alcohol

 

Todas las bebidas alcohólicas aumentan el diámetro de los vasos sanguíneos. Estas bebidas pueden también pueden contener determinadas sustancias como la tiramina, la histamina, los sulfitos, etc… que potencian todavía más el dolor.

Cafeínadolor de cabeza

 

 

En cantidades moderadas el café resulta beneficioso, ya que, al provocar vasodilatación, puede aliviar ciertos tipos de cefalea. Pero si nos excedemos en su consumo, quizás produzca el efecto contrario, debido a su acción estimulante sobre el sistema nervioso.

 

Alimentos que te pueden ayudar a evitar el dolor de cabeza:

  • Frutos Secos
  • Cítricos
  • Cereales
  • Carne y Huevos
  • Aceite de Semillas
  • Leche y Derivados
  • Pipas de Calabaza

Sal

 

Un exceso de este condimento en la dieta provoca retención de líquidos y aumento de la presión arterial, un trastorno que también produce dolor de cabeza.

Chocolate

Contiene beta-feniletilamina, una sustancia que estrecha el diámetro de los vasos sanguíneos. Cuando, posteriormente, estos vuelven a dilatarse, aparece la cefalea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *