La quiropráctica

Es un método natural de cuidado de la salud, que mediante movimientos conservativos de la columna da tratamiento a las causas de los problemas físicos en lugar de solamente tratar los síntomas.

Se mira el cuadro entero. Como otros profesionales de la salud, se sigue un protocolo para obtener información del paciente. Se realiza una consulta, se repasa los antecedentes, se realiza un examen físico y si es necesario se solicita análisis de laboratorio y/o radiografías.

Sin embargo, a diferencia de otros profesionales de la salud, en la medicina quiropráctica también se realiza un análisis cuidadoso de la estructura del paciente y se presta particular atención a la columna vertebral. Adicionalmente, se reúne información sobre su estilo de vida: ¿come usted bien?, ¿realiza ejercicios?, ¿cómo maneja las situaciones de estrés?, ¿tiene hijos?, ¿en qué trabaja?, ¿cómo realiza su trabajo?, entre otras.

¿Como funciona la Quiropráctica?

Se busca el origen del problema. Utilizando esta información, se realiza un diagnóstico que incluye el probable motivo de su dolor o malestar. Es importante encontrar el origen de la enfermedad, para eliminar los síntomas y no solo tratarlos. Si su techo tiene goteras, ¿usted pone baldes debajo de ellas por años o procura reparar el techo para evitar las filtraciones? De igual manera, si el dolor de cabeza o la jaqueca que usted ha tenido toda la semana es causado por una vértebra mal alineada y un nervio irritado, ¿usted tomará analgésicos indefinidamente o buscará ayuda para realinear la vértebra y evitar así el dolor?

Se fija el origen del problema. Un término técnico para referirnos a un mal alineamiento es subluxación. Una subluxación vertebral es un mal alineamiento de los huesos que protegen la médula espinal. Es una desviación en la red de su sistema nervioso. La severidad de la subluxación puede variar y hay distintos factores que la determinan: pueden ser físicos, emocionales, mentales o químicos. Una subluxación puede ser causada por diversos incidentes como el trauma del nacimiento o un accidente de auto.

“Gozar de una buena salud no se trata solo de la ausencia de enfermedades, sino en también en hacer todo lo necesario para prevenir que ellas aparezcan”

No es nada raro, por el contrario es muy común escuchar que las personas resisten a su dolor esperando que este desvanezca por sí mismo, algunas veces por obligaciones como el trabajo o simplemente descuido personal, pero dejar que pase el tiempo es la mejor opción? Pues NO, el no tomar medidas preventivas ni buscar ayuda profesional sólo empeorará su condición.

No espere que una pequeño dolor se empeore y complique su ritmo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *